1) Bajos mal mantenidos: Si los bajos del coches están muy golpeados puede indicar un uso algo abusivo del vehículo en la entrada a los badenes. Pero lo más importante es que la suspensión delantera ha podido sufrir más de lo esperado.

2) Juntas irregulares: Tienes que asegurarte que las juntas de la carrocería ajusten perfectamente, de lo contrario puede indicar que el coche ha sufrido accidentes o desperfectos.

3) Puertas y lunas: Los cristales deben estar perfectos, sin picotazos. Por otro lado, las puertas con ruidos extraños o con dificultades para encajar pueden revelar problemas importantes en la estructura del coche.

4) Pintura: Si el coche que vas a comprar ha dormido en la calle puede que tenga un desgaste en la pintura más intenso de lo habitual, sin brillo. Recuerda que si hay diferencias grandes entre los colores del coche puede deberse a que las piezas han sido cambiadas o sustituidas, infórmate bien.

5) Motor: Pide toda la información posible, carta de revisiones, todo. Arranca localiza posibles ruidos extraños al ralentí. Ojo también con la correa de distribución, si no está cambiada en su momento no es nada barato.

6) Suspensiones: Apóyate en el capó y comprueba que no esté demasiado blanda y que no rebota. Unos amortiguadores gastados, además de proporcionarte un control y una comodidad menor, pueden indicar un alto grado de acelerones, frenazos y conducción agresiva.

7) Frenos: Revisa el tacto del freno y comprueba en marcha que el coche frena bien y sin chirridos. Si notas que el pedal no sube facilmente o cuesta en exceso apretarlo, pregunta por ello. El freno de mano puede estar destensado, pregunta también por él.

8) Desgaste del volante y funcionamiento del salpicadero: El interior del coche revelará mucha más información de la que te dará el vendedor. Si la tapicería y volante están desgastados, revelará que el coche ha tenido un uso intenso y quizás poco cuidado. Revisa que todos los botones del salpicadero funcionan correctamente.

9) Asientos: El respaldo suele dar pistas muy útiles. Si tiene holgura puede indicar que sus conductores dieron muchos acelerones y frenazos. Revisa también los reposacabezas, se tienen que poder mover sin problemas.

10) Cinturones de seguridad: Es un elemento que no suele dar fallos debido a la solidez de este dispositivo, pero aun así debes comprobar que funciona correctamente. Si no pasas la ITV por esto, puedes encontrarte gastos adicionales.